1984. George Orwell

1984Amargo final.

Después de sentirme peculiarmente identificado con Winston Smith, protagonista del fantástico y utópico relato de Orwell, me golpeé de frente con la realidad.

Esta breve reseña está sensiblemente cargada de spoilers y contenido que puede desagradar un poco a quienes estén leyendo actualmente la novela o a quienes no la hayan leído aun. De cualquier forma, me dedicare a reflexionar un poco lo expuesto en la narración

Aquí voy.

Mientras leía ‘1984’, identifiqué tantas características y conductas del totalitarismo que vive mi país, cosa bastante triste y preocupante.

Pero claro, como en gran mayoría de lecturas, uno marcha con la cabeza en alto, sospechando que pronto amanecerá en aquellos amargos días descritos en las páginas.

Yo pensé eso.

Winston pensó eso.

De cualquier forma, el Sr. Orwell decidió que no era viable ni posible que las acciones de un individuo lograran comprometer la solidez y temple de un Estado totalitario. Cuestión de mera lógica.

Yo, viviendo en una pesadilla con cierta similitud, deseaba leer un feliz y positivo desenlace para toda la trama.

Pues estaba muy errado.

Una breve recapitulación: Winston conoce a Julia, otro miembro del Partido Exterior que vive bajo el poderoso e implacable yugo de El Partido, liderado por la personalidad intangible del Gran Hermano.

Siendo prohibida y penalizada cualquier interacción sentimental con otro individuo, estos dos personajes se arriesgaron y planearon verse infinidad de veces en un lugar acondicionado para ello.

No fue únicamente el amor la emoción presente en su relación. También lo era el odio. Odio que compartían hacia El Partido y el Gran Hermano.

Es decir, estaban involucrándose en una situación muy peligrosa, que significaba la posibilidad de ser atrapados, torturados y eliminados.

Eventualmente, dicha captura sucedió, cosa que ya esperaba.

Aquí es cuando perdí las esperanzas.

Winston fue sometido a infinidad de torturas físicas y psicológicas. Su cordura fue desafiada. Todo en lo que creía fue sistematizadamente modificado a voluntad de El Partido. Su espíritu fue quebrantado. Fue humillado y pisoteado. La humanidad en el fue erradicada.

El Partido ganó. El Gran Hermano continuó su curso como máximo líder (de cuestionable existencia) en Oceanía. El comunismo ganó. El totalitarismo triunfó.

Luego de leer aquellas infames últimas palabras en ‘1984’, no pude dejar de sentir desamparo y desesperanza. Preocupación real. Me di cuenta de que todo aquello que había leído, era posible.

Los argumentos que utilizó El Partido para hacer entender a Winston su fortaleza y su inmortalidad fueron terriblemente racionales. Un macabro y maligno sistema podría utilizarlos (junto a una gran fuerza militar) para establecer un Estado totalitario y controlador.

Se deja bien claro la insignificancia del individuo y la durabilidad de una identidad como lo era El Partido, perpetuada de generación en generación, bajo el implacable y selectivo adoctrinamiento de las masas. Poco más de un efectivo ejemplo de cuando un fin justifica todos los medios empleados.

En conclusión, una gran novela. Me hizo refleccionar muchisimo en cuanto a la situación, no solo de mi nación, sino del mundo entero. Ese afán de vigilar y controlar. El caso de la NSA y Snowden, junto a las demás agencias de inteligencia. Golpes de Estado aquí y allá. Tergiversación de la actualidad internacional debido a intereses privados. Instituciones moralmente erradas obteniendo efectivamente el poder de un importante territorio en el mundo (vease ISIS).

El peor monstruo lo lleva dentro el humano. Una distopía de este calibre se lee en una novela de quasi ciencia ficción. Yo leo y reconozco.

Lo recomiendo totalmente, para disfrutar y reflexionar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s